¡Hola! Como septiembre es el mes de la vuelta al cole, a los nuevos proyectos, a intentar reconectar con tu público… os traigo las cinco etapas de preparación de un discurso que os servirá para preparar cualquier presentación. Una buena preparación ayuda a que consigamos controlar nuestro pensamiento, que se construye a base de asociación de ideas. Cuanto más nos preparemos, mejor haremos nuestra presentación en público.

A estas alturas del blog, no creo que haya nadie con dudas sobre lo importante que es hacer una buena presentación para que te recuerden, ¿verdad?

¡Empezamos!

 

ETAPA Nº1: LA INCUBADORA

 

organización

¿Cuál es mi público objetivo? Piensa ante quién vas a hablar. Prepara todos los posibles argumentos y el contexto en el que se va a producir la comunicación. Es hora de que apuntes todo lo que pienses que te va a ser útil en un papel o en tu ordenador.

 

ETAPA Nº2: ILUSTRACIÓN

 

colored-pencils-686679_1280

Es hora de ponerle imaginación. ¿Qué metáforas puedes usar? ¿Tienes material gráfico? Úsalo, pero no abuses del Power Point. Recuerda: es una herramienta, no es tu discurso completo, ni tiene que hablar por ti. Ejemplifica algunos de tus argumentos con imágenes o comparativas. Utiliza el poder descriptivo de los adjetivos.

 

Puede que te interese el reto de comunicación personal que he preparado ¡últimos días!

 

ETAPA Nº3: ESTRUCTURA

estructura

 

Como sucede con los textos escritos, tu discurso tendrá que tener una estructura para que ni tú, ni tu público os perdáis. Lo mejor es que encuentres la estructura que te funcione para que la puedas usar tantas veces como quieras pero, ojo, no todos los discursos o presentaciones han de tener la misma estructura. Si quieres hacer un discurso redondo, intenta encontrar la forma de que el principio y el final, conecten de alguna forma.

 

ETAPA Nº4: CONTROL

 

Vuelve sobre todo el discurso. ¿Funcionan tus argumentos? Cuéntaselos a alguien. Ensayo y error. Quita todo lo que no necesites y verifica que no te has dejado nada importante. Esta etapa se suele pasar por alto y es lo que distingue un discurso mediocre de uno brillante.

 

ETAPA Nº 5: REPETICIÓN

 

Cuando creas que lo tienes todo, míratelo una vez más. Y así hasta que estés segura de ti misma. Hasta que sepas cuándo vas a hacer las pausas, cuáles son los efectos de tu discurso, qué ritmo y cadencia tienes al decírtelo. El mejor consejo para esto es grabarse varias veces.

 

Espero que te hayan resultado de ayuda. Como gran parte del conocimiento que circula por la red, esto también está hecho para ser compartido. Ayúdame a divulgar compartiendo esto con tus contactos. Gracias por pasarte por aquí. ¡Hasta la próxima!