Mi primer ‘guest post’ viene de la mano de un compañero al que quiero y admiro mucho: Luis García. Este chef madrileño es el 50% de ‘La cocina de Luis y Sara’, productor del programa ‘Confesiones Vegetales’ y regente del hotel rural vegetariano ‘La fuente del gato’. Luis, además, ha sido director de una importante cadena de gimnasios en el país e imparte clases de cocina en un master.

Como véis, todo un referente para que nos ayude con este artículo a comer mejor durante las horas que estamos sentadas al ordenador. A mi también me cuesta mucho seguir los consejos que da, pero las veces que lo he conseguido sé que tiene toda la razón y que, en mi caso, comer mientras trabajo es una respuesta emocional. Como por ansiedad en picos de estrés y de esta forma me ayudo a mi misma a rendir mejor.

Aviso: no se trata de que cambiéis radicalmente vuestros hábitos, como dice siempre Luis: ‘un poco ya es mejor que nada’.

¡Animáos!

11887550_10153635972077528_127429142408557326_o

Comida que te hace más productiva en el trabajo

‘Seguramente en muchas ocasiones, habrás tenido dudas de qué desayunar o comer para enfrentarte a ciertas situaciones profesionales: entregar un trabajo para uno de tus proyectos, un examen importante, una reunión, una exposición en público, y en definitiva, qué comer para estar fuerte y con energía en esos momentos donde tienes una gran exigencia profesional.

En ocasiones necesitas mucha energía para sacar un gran volumen de trabajo adelante, y es justo en ese momento, cuando te atiborras en el desayuno o paras de trabajar para comer bien y poder seguir adelante. Siento romper todas tus creencias al respecto, pero lo estas haciendo mal. Si lo que quieres es producir mucho, me temo que no es compatible con digestiones largas.

Es una creencia completamente errónea el comer mucho para rendir más, no te estoy incitando a no comer a partir de ahora, sino más bien a suavizar tus comidas cuando tengas un momento de gran exigencia profesional.

Lo ideal, y lo que recomendaría en un momento de mucho trabajo, es que aproveches ese día para reducir al máximo tus comidas y sustituirlas por alimentos líquidos crudos. Lo óptimo serían batidos o licuados y como alimento solido ensaladas muy ligeras.

No te pierdas los talleres que Luis organiza sobre ‘Experto en comida crudivegana’.
Lo mejor para tu cuerpo.

12079803_10153667371542528_2023320851634793594_o

En esos momentos, tú ya tienes la energía que necesitas dentro y lo que quieres es que esa energía se emplee en ese algo que es importante que salga adelante. Sería un error ceder esa energía en hacer la digestión de tus comidas. Efectivamente has leído bien, para que tú hagas la digestión necesitas energía, y en ese momento puntual, no quieres que esa energía se vaya al estomago ¡sino a tu valioso cerebro!

Mi recomendación es que la base de tu alimentación ese día sea liquida en su mayor parte, de forma que no suponga una digestión larga. Es importante que estés muy bien hidratada y poniendo atención y foco en lo que estas haciendo. Por supuesto no dejas de comer solido para picar chocolate, gusanitos o barritas de cereales, eso puede ser peor aún.

Pon foco en lo que estas haciendo, si piensas en comer y no en tu objetivo, seguramente te tengas que levantar 100 veces a la nevera a beber refrescos, picar alguna cosa e interrumpir en incontables ocasiones tu propósito (claro que lo sé, yo también he sido estudiante y lo he hecho sin parar).

Al inicio del día prepara tus líquidos de frutas y verduras y tus infusiones y olvídate ya de poner atención a la comida.

En mi caso, cuando tengo que dar una clase, no como durante el proceso, es decir, como después de la clase nunca antes o en las pausas. Esto hace que mi cerebro este sereno y centrado, sin sueño o tendencia a la dispersión y me ayuda a estar en el presente de la clase.

Aquí te dejo algunos ejemplos de bebidas que puedes hacerte en esos días importantes donde necesitas rendir mucho y bien:

6OJ88579KG

Batido de plátano y hierba de trigo:

Ingredientes:

2 plátanos maduros.

½ litro de leche de arroz.

Azúcar de coco (si no tienes utiliza dátiles, panela o sirope vegetal al gusto)

Hierba de trigo en polvo (si no tienes, puedes sustituirla por espinacas frescas por ejemplo)

Preparación: Batir todos los ingredientes en una batidora potente hasta conseguir un batido uniforme y líquido. Ideal para podértelo llevar al trabajo e ir bebiendo de vez en cuando o tomar a la hora de la comida.

Licuado de manzana y pepino:

Ingredientes:

2 manzana roja dura.

3 pepinos pelados.

1 pizca de jengibre.

¼ litro de agua

Preparación: licua todos los ingredientes y añade el agua. Es ideal para desayunar o para tenerlo en tu zona de trabajo e ir bebiendo, te quitará la sed y el hambre.’

¿Qué os ha parecido? ¿También pecáis entre horas mucho? ¿Qué soléis comer? ¡Déjanos los comentarios abajo para que podamos conectar contigo!

Podéis seguir a Luis García en instagram y en twitter