Empresas a la vanguardia de la tecnología, responsables con el medio ambiente …y veganas.

En una economia mixta libre mercado como la nuestra, en la que el Estado asegura una serie de servicios fundamentales para el desarrollo de la sociedad, pero en la que las empresas también recurren al mercado para asignar los recursos (basadas en la ley de la oferta y la demanda), parece que resulta importante incluir a las empresas como agentes principales en la construcción de un mundo más justo para todos. El sistema tiene sus fallos, muchos, pero no es el objeto del post de hoy. Hago esta introducción solo para meternos en el contexto en el que estamos.

Para que las tengamos en cuenta ¿qué tipo de valores deben ostentar estas nuevas empresas?

  • Bienes y productos cruelty free. Que incluyan a los animales en su círculo de compasión.
  • Responsables con el medio ambiente.
  • Economía circular donde los bienes que pueden ser reutilizados, lo sean.
  • Comercio justo.
  • Comprometidas socialmente.

En base a estos parámetros, hay empresas que nacen con la motivación principal de ofrecer una alternativa competitiva y más que suficiente a un mercado saturado de productos animales de compañías que se lucran con el sufrimiento ajeno. Una noticia en el periódico británico The Independent, aseguraba que en Gran Bretaña el número de veganos ha crecido un 360% en la última década. 

La creciente demanda seguro necesita de empresas que satisfagan la necesidad de productos vegetales. Según el diario The Economist, se necesitan 65 billones de animales de granja para satisfacer nuestro apetito por la carne cada año. Solo para carne. Dejando de lado el número de animales que también se utilizan para fabricar ropa, como entretenimiento o como sujetos en la experimentación animal, ¿no son cifras escalofriantes?

Si ya sabemos contra qué competimos, es de justicia social comenzar a crear proyectos de tal envergadura que puedan intentar hacer algo de sombra a tales cifras.

He recopilado- para inspirar- los proyectos de cinco empresas que están cambiando el mundo.

 

1. Hampton Creek

El gigante de comida que está dando dolores de cabeza a las empresas de salsa en Estados Unidos, quienes intentan acabar con ella incluso mediante demandas. Hampton Creek Foods fue fundada en el año 2011 y se estimaba en 2014 que la compañía estaba valorada en 30 millones de dólares americanos. Fabrican mayonesa, salsas y galletas buscando siempre las mejores combinaciones, tanto nutricionales como de sabor, poniendo la tecnología al servicio del consumidor. En el año 2015 recibieron el título de ‘Tecnhology Piooner’ otorgado por el Foro Económico Mundial, tras lo cual sus ventas se multiplicaron en un 350%

 

1277209_624109754278559_1281772686_o

Ha sido incluída también en el ranking de la revista Entrepeneur Magazine como una de las 100 compañías más influyentes.

 

Facebook

2. The Quorn

Chiquitito pero matón. Una microproteína que se extrae de un hongo del tamaño de un grano de arroz, mediante su fermentación en grandes tanques. Se produce principalmente en Reino Unido. Hasta ahora ha sido un producto principalmente vegetariano, ya que se añadía clara de huevo en el proceso. Desde finales de 2015 la marca Quorn ha comenzado a producir una linea también vegana. Esta microproteína podría ser una buena solución para el problema de los recursos alimenticios a medio plazo. Se venden en la principal cadena de supermercados británica ASDA por menos de 3 libras el paquete. Una pasada, ¿no?

 

12191050_916734205067787_156725577660044402_n

 

3. The Not Company

Es la segunda compañía que co-funda el chileno de 27 años Matias Muchnik. La primera fue ‘Eggless‘ una mayonesa que imita el sabor tradicional de la mayonesa y que tiene hasta tres variedades. Se vende bien en Chile y no ha encontrado demasiada resistencia al mercado para un producto de estas características. Ambas empresas utilizan la ciencia como pilar indispensable de su compañía: están fundadas bajo unas buenas dosis de I+D.

1535742_10153494386795732_8657119111179908727_n

 

Conscientes de que los cambios en los consumidores son lentos, incluso a pesar de las constantes recomendaciones por temas de salud, Matias y su equipo creen que es más sencillo cambiar la forma en la que producimos los alimentos que tratar de convencer a todo el mundo de que se haga vegano y cambie sus hábitos de consumo.

10748_1438075959743541_1061196248_n

 

Facebook

 

4. Ananas Anam

La compañía detrás de ‘Piñatex’ el primer tejido que imita al cuero hecho a partir de fibras de piña. Son el subproducto de la cosecha de las piñas y, además, tratan de ser responsables con el medio ambiente y con los procesos de producción en los que se involucra a las comunidades que cosechan las piñas en Filipinas.

10483947_582045371930146_2939046584443300712_o

 

La diseñadora española Carmen Hijosa ha sido su creadora y ha desarrollado esta innovadora y ética alternativa al cuero en el Royal College of Art de Londres. Ha recibido numerosos premios entre los que se incluye el reconocimiento de la asociación internacional en defensa de los animales PETA.

 

Del Piñatex se pueden fabricar los mismos bienes que cuando se trata de cuero: bolsos, zapatos, sofás, etc. Los procesos finales a los que son sometidos los productos tienen lugar en Barcelona.

 

12697481_782286551906026_5567645809097397183_o

 

5. Veganz

Esta cadena de supermercados alemana es la primera en Europa en vender en exclusiva productos veganos. Mi compañera en El caballo de Nietzsche Lucía Arana hizo un artículo completísimo sobre su fundador Jan Bredack. El artículo se títula: ‘El empresario que vendió su mercedes’

12496120_969389719797929_1027275495123446751_o

Tienen ya 10 tiendas repartidas por toda Alemania, una en Austria y otra en República Checa. El objetivo es llegar a los 60 establecimientos en el próximo lustro y dar el salto a suelo americano. Hasta diciembre de 2015 aceptaban inversores por la cantidad (mínima) de 10.000€ Está claro que el veganismo es imparable y que, además, rentará a quienes consigan invertir en establecimientos como este.

Además, ofrecen cursos de cocina, brunchs y otros eventos para todos los públicos reafirmándose así en su eslogan ‘Wir liebe Leben’ (amamos la vida).

Facebook

 

Si pudieras, ¿por qué compañía apostarías? ¡Gracias por tus comentarios!

Si quieres, puedes leer más sobre Diana Burillo y su empresa de cosmética cruelty-free o conocer Vegaffinity, la app que te ayuda con tus compras.