Sobre el papel que tienen las redes sociales en nuestras vidas, se pueden escribir libros. Es indudable el poder que tienen y la forma que tenemos ahora, gracias a ellas, de conseguir la inmediatez en casi todas nuestras comunicaciones.

Las redes sociales han conseguido montar revoluciones, levantar negocios con mucha menos inversión de la requerida hace décadas y hacer de nido de amor para que algunas personas se enamoren con mucha intensidad. Esta es una de mis historias favoritas de amor en redes. 

Parece que algunas sí que pueden decir aquello de “El amor en los tiempos del Twitter” después de todo.

captura-de-pantalla-2016-10-21-a-las-8-58-42

He querido hacer este post lo más completo posible, porque surgió la duda en el curso de Comunica y Emociona de este sábado pasado en Madrid.

¿Cómo llevar nuestras redes sociales sin cansarnos?

Hoy en día todas tenemos más o menos presencia en redes sociales. Tanto si trabajas de autónoma y eres tu propia embajadora, como si estás detrás de una marca o una ONG, este artículo te ayudará a organizar tu energía en redes sociales. En este caso prefiero hablar de energía a tiempo, aunque están relacionados. Te será útil tanto si gestionas redes ajenas como las propias.

Vamos a empezar con la opinión de dos expertas en Social Media.

Marta Martínez ha gestionado cuentas más grandes y más pequeñas, pero el foco lo tiene en su Instagram de “Mi Dieta Vegana” donde cuenta con una comunidad de más de 60 mil seguidoras.

Marta Martínez

Hablamos de ello en este blog aquí.

Aunque hay gente que dice que Internet no es la vida real, a mi me parece muy real todo lo que ocurre en ellas. Pero eso no quiere decir que nos tengamos que tener que tomar todo de forma personal. Hay que rebajar nuestro tono y, para no quemarnos, entender que mucha gente hace justo lo contrario.

Cuando una conversación ocurre con tanta distancia física se tiende empatizar menos, incluso a despersonalizar. Recordar que la mayoría de personas descargan en las redes sus problemas y que estos no tienen nada que ver con nosotras es la clave para no dejarnos arrastrar “a lado oscuro”.

Laura Rueda también gestiona comunidades de todos los tamaños. Es experta en comunicación y escribe  también para prensa. En la foto con su perra Clotilde, su número 2 en todo lo que hace.

Laura Rueda

Laura cree que de las redes no todo es idílico. Las redes tienen esa realidad del día a día y al final te quemas pero comparte su secreto con nosotras:

El secreto esté en no olvidarte del objetivo de tus redes. O de tener muy claro cuáles son tus principios teniéndolas. Tener redes por tener no tiene ningún sentido porque eso al final se nota, en tu público en lo que te da, en lo que das, en lo que recibes…en todo. También hay que estar muy atentas de las tendencias: ver cómo va cambiando.

Y aún más importante que todo esto, Laura piensa que la gente es lo más importante:

No hay que dejar de leer, escuchar y sentir a tu comunidad. Al final, si no lo haces, no sirve de nada. Lo principal son tus seguidores y seguidoras que es tu comunidad online. No publicar lo que tú quieras publicar porque realmente no tiene ningún sentido si no estás publicando lo que tu comunidad te pide. Muchas veces no sabes cuál es el equilibio entre lo que tú quieres o te está pidiendo tu comunidad.

Otra de mis expertas favoritas en Social Media es Verito Monetta. Aquí podéis leer su post invitado sobre qué hacer para que te sigan en redes sociales.

Y es que las redes agobian. Es demasiada información para animales limitados como nosotras. La tecnología ha avanzado a unos ritmos a los que nuestras capacidades no. Por eso es muy importante que mantegamos una relación sana también dentro de nuestra parcela virtual.

Quiero resumir en un pequeño decálogo cómo no quemarse demasiado con las redes sociales:

1. Prepara con suficiente antelación tu estrategia en comunicación

Esto no es nada nuevo y me lo habrás leído o escuchado en cientos de ocasiones. No puedes dejar tu comunicación al azar. Tienes que pensar en tu porqué, en tus objetivos y de ahí delimitar tus estrategias y acciones. También hay herramientas para que puedas programar tu comunicación en redes.

2. Utiliza cada red social para una cosa

Teniendo en cuenta las pocas conversiones que tiene Twitter para empresas, por ejemplo, utilízalo para hacer incidencia social o política (si te conviene, claro) o para seguir a gente interesante en tu sector. Las puedes organizar por listas y sacarle más partido. Pinterest puede ser parte de tu tablero de visión o dreamboard para organizar por álbum aquellas fotografías que te gusten. En Facebook puedes crear comunidad quizá con un grupo cerrado o a través de tu perfil; también da para conversaciones más largas y sus anuncios, si los planificas bien, funcionan bastante. Instagram o Snapchat pueden servir para conectar mejor con tus seguidores y promocionar tu marca a través de fotos atractivas o vídeos más espontáneos. Aquí tienes las claves para utilizar Whatsapp y sacarle más partido.

3. Sé constante

Ya sé que esto puede sonar un poco contradictorio para el tema de “no quemarse en redes sociales” pero precisamente si mantienes una sana constancia de poquitos, no te agobiarás cuando pienses en todo lo que tienes atrasado que compartir / promocionar / vender y así te será más fácil ir diseminando la información.

4. Delimita tus horas

No deberías estar disponible 24/7 ni siquiera si gestionas una gran comunidad. Necesitas periodos diarios de descanso, de contacto con los otros animales, vacaciones, escapadas… Lo que tu cuerpo y mente necesiten para estar mejor y recargar pilas.

5. Tienes que saber cuándo dejarlo

Escribí este post en 2013 y no se pasa de moda. ¿Sabes cuándo abandonar un debate en la red?

redes sociales quemarse

6. Organiza encuentros y eventos offline

No dejemos que la magia de los “me gusta” o de los mensajes privados se lleven todo el protagonismo. Aún no hemos inventado NADA que supla al contacto físico, a sentir presente a otro ser humano ahí contigo. Si eres una marca tienes mil ideas para compartir fuera de redes: ruedas de prensa, desayunos y reuniones, encuentros con bloggers, acciones a pie de calle, conciertos, ferias…

7. Beware of the troll

A los trolls, ni agua. Esto ya lo expliqué en este decálogo para mejorar nuestras conversaciones (y por extensión nuestras relaciones interpersonales) y además, dejo por aquí uno de los mejores artículos que he leído sobre internet y la cultura troll en la revista TIME (lo siento, solo en inglés)

8. Gestiona mejor tu energía y tu tiempo

Comienza por lo más importante. Al menos una tarea al día que tengas que terminar. De ahí, miras a ver si tienes algo urgente y vas haciendo actividades menos importantes para que cuando pierdas energía, no tengas que enfrentarte a algo que no te apetezca. También ayuda mucho planificarse las tareas para el día siguiente durante unos minutos antes de terminar la jornada. ¿Que tienes exceso de trabajo? Aquí hice otro post para ti.

9. Detecta el cansancio a tiempo

Todas sabemos cuando llevamos un tiempo delante de la pantalla pero hace rato que estamos siendo improductivas, pero, por si acaso, aquí te dejo un par de señales inequívocas de que necesitas descansar:

  • Cuando sufres del efecto “¿por qué llevo media hora en Twitter si yo iba a abrir el email?
  • Cuando te restriegas de más los ojos o te limpias las gafas cada 5 minutos: tienes la vista cansada
  • Los dolores de espalda, cuello y tensión en las lumbares son más que fáciles de reconocer: hazles caso
10. Think twice

Piénsatelo dos veces: ¿de verdad merece la pena contestar a ese comentario? ¿Es imprescindible que contestes ya? ¿Qué pasa si desconectas un día entero? ¿Puedes dejar algo programado y largarte dos días seguidos?


Al final se trata, como siempre te animo, a que pienses y cuestiones tú todo lo que te funciona y lo que no, incluídos todos los puntos de este post. Si, además, lo quieres compartir conmigo en comentarios, me harás muy feliz.

al Guardar

Guardar

Cómo no quemarse en las redes sociales

2 thoughts on “Cómo no quemarse en las redes sociales

  • October 21, 2016 at 1:11 pm
    Permalink

    Gracias por este post! Genial.

    Reply
    • October 23, 2016 at 8:20 pm
      Permalink

      Muchísimas gracias, Mónica =) Te mando un abrazo

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *