¡Feliz Día del Libro! O Sant Jordi, o como se llame oficialmente en la región que estés. Tenía muchas ganas de volver a hablar de libros en este blog, aunque en la sección de recursos (si te vas a la home de Paula González Comunicación) encuentras una pestañita con recomendaciones, que seguiré ampliando continuamente. Ahí encontrarás libros veganos o no, que más me gustan y que te recomiendo si eres una marca vegana, o persona compasiva y con valores que quiera aprender más de comunicación.

Aunque llevo un tiempo pendiente del tema de los autocuidados, y por ello he hecho dos posts al respecto que puedes leer aquí y aquí, le quise poner un broche de oro al tema en El caballo de Nietzsche, de eldiario.es: “El Síndrome de Fatiga por Compasión”. Llevaba bastante tiempo rumiando el tema de los cuidados en el veganismo y cómo nos cuidamos bastante mal las unas a las otras. Así que entrevisté a tres mujeres que son veganas, antiespecistas y doctoras o doctorandas en psicología para ver qué podemos hacer todas esas personas que podemos sufrir de lo que se conoce como Fatiga por Compasión.

Ya sé que muchas de las personas que me seguís habéis elegido este camino por los otros animales, pero también entiendo que a veces se hace demasiado cuesta arriba. No nos entendemos con las demás, culpabilizamos al entorno de todo lo que sucede y dar con la realidad de los otros animales en los mataderos y otros lugares es a menudo abrumadora y dolorosa.

“El primer paso es recordar que eres un animal y que los animales tienen sentimientos”. Pattrice Jones

También hemos asistido recientemente a un shitshow bastante tremendo de avergonzar a personajes públicos e influencers que recientemente han dejado de ser veganos. Si bien yo no entiendo esto, y he hablado de ello más a fondo en mi newsletter semanal, me parece que el comportamiento de muchas personas veganas también deja bastante que desear. Desde los camuflados “no es por criticar, pero…” a directamente los insultos y el acoso online. No sé si es por los años que llevo ya en esto, porque a mí también me han humillado en público otras compañeras veganas o porque I’m getting too old for this shit, quién sabe… Pero creo que no solo por el autocuidado pasan estos libros, sino también por hacer un poquito de autocrítica, ponernos delante del espejo y ver si nuestros comentarios están a la altura de las personas que queremos ser.

Sé que muchas estamos intentando seguir trabajando en distintos proyectos para hacer que las cosas mejoren y que esa es la razón de ser de los negocios veganos con los que trabajo. Por supuesto también de las ONG, pero a veces parece que una empresa, por el mero hecho de tener ánimo de lucro, ya no forma parte de un movimiento. Disiento profundamente. Y no solo porque haya hecho Administración y Dirección de Empresas, que también, pero es que no entiendo un movimiento que no es sostenible y solvente. No se puede ser combativo y reivindicativo si no se tienen los recursos suficientes para poder vivir. Tampoco entiendo, obviamente, la creación de empresas solo con el único propósito de hacer dinero. Para mí, las empresas deben tener la RSC en el corazón de su razón de ser y cumplir una función social a la vez.

Así que estando a vueltas con el tema, me propuse leer algunos de estos libros que te traigo hoy. El cuarto te aventuro que aún no me lo he leído, pero conozco a su autora, que creo que es suficiente para poder recomendarlo, ya que la línea de pensamiento y de divulgación positiva en la que está, me parece muy acertada.

Sin más dilación, te dejo con esta selección de 4 libros con los que te vas a cuidar más y mejor si eres vegana, o si conoces a alguna persona vegana de tu entorno.

1.Miedo a sentir: trauma y recuperación en el movimiento de liberación animal

Este libro es una joyita y es de los primeros que tenemos las veganas para saber a qué nos enfrentamos. Es de la autora Pattrice Jones de 2007. También la listé en la recopilación que hice de autoras veganas y antiespecistas con motivo de recuperar la memoria de todas esas autoras que vamos olvidando pero cuyas aportaciones al movimiento son dignas de ser recogidas.

Habla en profundidad del Estrés Traumático, de lo que nos pasa a las activistas cuando estamos sometidas a imágenes constantes de violencia y nos enseña a identificar y aceptar nuestras emociones. En el blog de Tras los Muros puedes leer una traducción de uno de los extractos del libro.

2. Beyond Beliefs

Otra de las piedras filosofales, para mí, del movimiento animalista y sus cuidados. La doctora en psicología y profesora de Harvard Melanie Joy, autora de otros libros y de ideas tan utilizadas ahora como la del carnismo (el sistema de creencias invisible que opera, como lo hace el patriarcado, de forma invisible en nuestra sociedad para que creamos que comer carne es natural, normal y necesario), ha escrito este libro imprescindible en tu mesilla de noche si eres defensora de los derechos de los animales.

También te sirve, en cualquier caso, si conoces a alguna persona vegana o porque sí, porque es una joya de la comunicación interpersonal, de cómo poner límites y cómo acercarnos a las otras personas intentando reducir la culpa, la humillación y la vergüenza. Para poder practicar empatía mejor, de una forma mucho más operativa y sana, no te puedo recomendar Beyond Beliefs con más entusiasmo.

3. Even vegans die

En este brevísimo pero útil libro, las autoras Carol J. Adams, Patti Breitman y Virginia Messina, hicieron una recopilación magistral en 2017 de todas las etapas por las que las personas veganas también pasamos de una u otra forma.

Es especialmente útil para aquellas personas que no dejan de culpabilizar a las demás veganas por no serlo lo suficiente, o para quienes creen que por tener una enfermedad, no son lo bastante veganas. Pensar que por ser veganas vamos a ser, además, inmortales, no solo es bastante inocente, sino que también puede ser peligroso.

Tiene un capítulo dedicado al duelo de las personas amadas, en el que por supuesto, no se dejan ni se olvidan de lo traumático y doloroso que puede ser para nosotras perder a un animal, porque también son de la familia.

Mención especial a la ética de los cuidados que tratan en el libro, pues creo que para tener una sociedad más sana, no solo es bastante con preocuparnos por los otros animales, creo que tenemos que ser pacientes a la hora de comunicar y recordar que no siempre fuimos veganas. Ni que siéndolo, vamos a ser perfectas y a convertirnos en un dechado automático de virtudes. Simplemente somos animales intentándolo hacer lo mejor que podemos con lo que tenemos en cada momento.

4. Food & Soul

Un libro que aún no me he leído pero al que tengo muchas ganas de tener entre mis manos ya. Estela Nieto e Iván Iglesias no necesitan mucha presentación, pero no sé si todas sabéis que Estela es psicóloga y ejerce. He trabajado en la comunicación de la editorial vegana Diversa y es un gustazo ver que van saliendo proyectos así a la luz. ¿Les conocíais?

Foto: Diversa Ediciones.

En el libro, según lo que he podido ir cotilleando en redes, Estela e Iván hablan de la compasión como camino; de cómo podemos nutrir cuerpo, mente y alma; del poder que tiene la gratitud para experimentar verdadera felicidad en nuestro día a día; de emociones, afirmaciones y de utilizar la cocina como vehículo para sentirnos más plenas.

“Dado que la alimentación es un aspecto fundamental para nuestra salud y bienestar a nivel integral, parece pertinente pararse a pensar sobre cómo nos afecta lo que comemos a diario”. Estela Nieto

Si queréis saber más sobre el trabajo de Estela como psicóloga, se ha abierto un Instagram solo para hacer divulgación a ese respecto y lo podéis encontrar aquí.

Cuando se vino al curso que hicimos en Aloha Poké con otras mujeres veganas en Madrid, me gustó mucho ver la naturalidad que tiene para hablar de temas que pueden ser incómodos para muchas de nosotras. Por eso es mi última recomendación para Sant Jordi, con la esperanza de tenerlo prontito entre manos. Tú te lo puedes comprar en la web de Diversa Ediciones aquí.

Estoy deseando que me dejes en comentarios qué libros me faltan aquí. Con cuáles has aprendido tú más sobre autocuidado, compasión, empatía y relaciones interpersonales fructíferas y adecuadas. Esta es mi pequeña aportación pero espero la tuya, porque como dice Estela Nieto: “Podemos luchar contra lo que no nos gusta, pero es más bonito trabajar por lo que amamos”. Y yo, a pesar de todo, amo profundamente la vida que hemos elegido al servicio de las demás y por la lucha de un mundo mejor.

Por cierto, de propina te recomiendo los libros de James Rhodes. Que no son veganos, ni tienen que ver con el tema, pero son una lección bonita sobre vulnerabilidad y resiliencia. La foto es de Patricia Alcón. Te leo en comentarios.