No sé la de veces que me he encontrado con esta problemática con mis clientes y la de veces que les he dicho lo mismo: necesitas contratar a una fotógrafa para las fotos de tu web y tener algunas más para redes sociales.

Tanto si eres autónoma, como académica o profesora de universidad o trabajas en una gran empresa; da igual si trabajas en una churrería (¡qué vivan los churros bien hechos!) o tienes una pequeña ONG. La premisa es la misma: si quieres destacar y que te encuentren para enamorarse de ti, necesitas fotos de calidad y profesionales.

Que conste que lo entiendo, la precariedad aprieta, Hacienda somos todas – pero unas más que otras- y al final toda la pasta que vamos invirtiendo en poner en marcha nuestro pequeño o gran negocio vegano se va en cualquier cosa menos en comunicación. Yo no sé qué pasa que la comunicación siempre es esa cosa fácil que te puede llevar tu sobrina que sabe de redes sociales porque tiene un perfil en Facebook o tu ahijado, que se ha hecho un curso acelerado de Google Ads y con eso tiramos pa’lante.

Supongo que la culpa es nuestra, por no poner en suficiente valor el tema de la comunicación y porque hasta los profesionales, a veces y cuando la vida aprieta, también podemos caer en ese en-casa-de-herrero-comunicación-de-palo.

Pero estamos ya en 2019, el año del veganismo según la revista The Economist, por lo que las empresas veganas, asociaciones protectoras y santuarios de animales deben tener en cuenta ya la importancia de la imagen, tanto en vídeo como en foto, para poder destacar un poco más en este mundo tan abarrotado de información.

Así que hoy te traigo el chorropost. Y antes de que pienses: “3 entrevistas, Paula, ¿estás flipando?”. Te diré: “Vas a aprender un huevo de estas tres profesionales”. Tú verás. Gestiónatelo como te apetezca, pero tanto contenido y tan de gratis, no sé ofrecértelo de otra manera.

Te he puesto las negritas, editado las preguntas, resaltado los apartados de las siguientes fotógrafas, separado con sus fotos preciosas y enlazado todo, todito, todo a sus perfiles.

Vamos, que lo último que nos falta es que te vayan a tu casa a sacarte las fotos por ti. En serio, es un chorropost que bien merece un buen rato de lectura y que apuntes los consejos.

Prometido.

Entrevista sobre fotografía profesional a Elena Castro de Animal Care Photo

Conozco a Elena desde que trabajamos juntas hace años en El Hogar Animal Sanctuary. Siempre he sabido que tenía mucha mano para los otros animales, lo que no sabía es que tenía muy buen ojo también. ¿Recomendada para sesiones con tus mejores amigos y tu familia peluda en Madrid? Obvio. Lleva galletitas para tus animales y gánate a la fotógrafa con donuts veganos.

Puedes encontrar el trabajo de Elena para Animal Care en su página web, en su Instagram y también en su Facebook.

Si tenemos una protectora o un refugio de animales, ¿en qué pueden ayudar las fotos de buena calidad?

Todas conocemos el proverbio chino que reza “una imagen vale más que mil palabras”. Siempre ha sido así, pero esta afirmación cobra si cabe más fuerza en el momento actual, dado que gran parte de nuestra actividad se desarrolla en redes sociales. La imagen nos atrae, y el texto nos engancha.

Por otro lado, una parte importante de las adopciones de animales se produce a través de una fotografía vista en redes o en la página web del refugio. Si estas fotografías son nítidas, captan un buen momento y tienen una luz agradable, las sensaciones que puede experimentar el espectador contribuirán positivamente para decidirse por ese animal.

¿Qué podemos hacer para sacar buenas fotos de los animales que rescatamos o que conviven con nosotras? Danos algún truquillo.

Para captar una buena imagen es importante que el animal esté tranquilo, de modo que aprovechar un momento de relax (sin molestarle) puede ser ideal para transmitir paz.

Debemos ponernos siempre a la altura del animal y enfocar a los ojos: queremos transmitir su personalidad, y los ojos son el reflejo del alma también en ellos.

Si hacemos fotografías con el móvil, es muy importante aprovechar la luz del día o espacios bien iluminados, porque en ausencia de luz la cámara tenderá a compensar subiendo el ISO y provocando mucho grano, lo que restará nitidez a la imagen.

Y, sobre todo, tener el objetivo limpio. Parece obvio, pero las cámaras de los móviles tienden a acumular polvo y nos olvidamos de limpiarlas 😅

¿Por qué necesitan las empresas y asociaciones veganas buenas fotos y que sean propias?

Unas fotografías de calidad van a transmitir el valor que tu proyecto aporta a posibles clientes. Si nosotros mismos no invertimos en nuestro negocio para ofrecer una buena imagen, es difícil convencer a los demás de que sí lo hagan. Hoy estamos avanzando hacia un consumo más consciente, de modo que los consumidores quieren saber a quién y a qué exactamente va destinado su dinero. Una buena sesión de fotos puede mostrar nuestra esencia y la diferencia o el valor añadido frente a la competencia.

¿Cuándo podemos tirar de fotos de stock? ¿Es recomendable?

En general, no recomiendo la utilización de fotos de stock, porque nuestro cliente quiere conocer nuestra cara, nuestra realidad. Pero, en ocasiones, podemos complementar nuestras fotografías con otras de stock (siempre que se respeten los derechos de autor, nada de escoger la primera que veamos en Google) para nuestra web o alguna publicación puntual.

¿Cuál es el mejor consejo que le darías a alguien que se quiere animar a probar con la cámara, Elena?

Existe la falsa creencia de que, para dedicarse a algún arte, se ha de poseer un talento innato, y lo cierto es que no es así. Ni tampoco es necesario haber cogido una cámara desde niña para ser un portento. Lo que hace falta es práctica, mucha práctica, y nunca es tarde para comenzar a hacerlo. Mi consejo es hacerse con una cámara no muy cara y llevarla a todas partes, y ver muchas fotografías y exposiciones de artistas que nos ayuden a construir lo que se denomina “ojo fotográfico”.

Entrevista sobre fotografía profesional a Patricia Alcón

Patricia ha hecho la mayoría de fotos que puedes encontrar mías en esta web. En total tres sesiones de fotografía corporativa con las que no puedo estar más contenta + una sesión en un curso de la UPF. ¿Que si te la recomiendo si estás en Barcelona? Ya estás tardando 😉

Puedes visitar la página web de Patricia Alcón aquí, su cuenta de Instagram aquí y su página de Facebook en este otro enlace.

¿Por qué las empresas necesitan tener fotos de calidad propias?

Tener fotos de calidad propias habla de ti, de tu empresa/marca personal. Es una forma de comunicar, por lo que muestras a tus clientes quién eres de una forma más personal y transparente y eso hace que se te diferencie del resto, que se te identifique y es lo que al final va a marcar la identidad de tu marca.

Utilizar fotos de bancos de imágenes puede servir para determinadas necesidades pero no van a distinguirte ni tampoco van a tener tu esencia.

¿Cómo podemos encontrar nuestro propio estilo?

Yo creo que dejándote llevar por como eres tú, lo que quieres decir, lo que te llama… al final es lo que va a hacer que encuentres tu propio estilo, ¡y sobre todo probar y experimentar hasta dar con lo que más te represente!

¿Para qué fotos podemos trabajar con nuestro móvil y para cuáles es mejor contratar a una fotógrafa?

Pues esto depende mucho de a qué te dediques ya que las necesidades serán diferentes. Pero creo que tener una buena imagen en nuestra web o para cualquier necesidad corporativa (ya sea una imagen para ponencias, prensa, entrevistas,…) es necesario hacerlas con una fotógrafa profesional porque la calidad que te va a ofrecer una persona especializada en la imagen siempre se va a notar y va a potenciar tu imagen.

Luego las imágenes de tus redes sociales por ejemplo, las más inmediatas o cotidianas si que usaría el móvil como opción. Pero como ya he dicho, todo depende de a que te dediques y cuáles son tus necesidades.

¿Qué pasa si alguien tiene miedo de ponerse delante de la cámara? ¿Qué consejo le daríamos a esa persona?

“La mayor sabiduría que existe es conocerse a uno mismo”. Galileo

Yo he tenido “miedo” a ponerme delante de la cámara muchas veces y no puedo decir nada más que esa barrera la atravesé haciéndolo gracias al autorretrato y dejándome fotografiar por compañeras, desde otra mirada que no era la mía. Al final se trata de ser tu misma. De dejar de lado todos los prejuicios y dejarte ser.

Además de fotos sobre activismo, corporativas o en familia, también haces fotos de autoreconocimiento, ¿qué son y por qué las puede necesitar alguien?

A través de mi cámara puedo llegar a las personas de una forma muy especial, mostrarles como son a través de mi mirada. Siempre me ha parecido muy mágico.

Poder formar parte del reconocimiento de nuestra esencia, que haya otra mirada que muestre qué mujeres somos, que saque nuestra fuerza fuera de todos esos prejuicios i/o inseguridades que solemos llevar encima. Es mi forma de ayudar a verse una misma con otros ojos, desde la resiliencia y la sororidad a una misma.

Es una mirada desde el interior al exterior. ¡Creo que a todas en algún momento nos puede venir genial una sesión así!

Entrevista sobre fotografía profesional a Thomas Bedwin

Me prometí a mi misma no volver a enamorarme del fotógrafo y después de conocer a Tom he decidido no volver a hacerme más promesas absurdas. Si estás pensando que esto es un poco de amor de novia, estás en lo cierto, pero también has de saber que no se puede una enamorar de alguien a quien no admire profundamente. Si estás en Madrid, Tom es tu chico para hacer fotografías y, por favor, invítale un té de buena calidad con leche vegetal- menos el Earl Grey, por lo visto ese fiasco solo me lo permite a mí con una ceja levantada-.

Puedes encontrar la página de Thomas aquí, su perfil en Instagram aquí y la de Facebook aquí.

¿Por qué necesitamos fotos profesionales para nuestras empresas, Tom?

La respuesta corta, es que no necesitamos fotos profesionales, ni fotos de ningún tipo para las empresas. Sin embargo, hoy en día, todos tenemos una identidad digital, una huella que dejamos en internet. Si imaginas tu identidad digital sin rostro, parece ridículo, ¿no? Ahora imagínalo con una foto de carnet, o peor, hecho con el móvil corriendo porque LinkedIn te pide una foto y no tienes una que te gusta. No sé cual sería peor, dar la impresión que te estás escondiendo, o que no valoras en absoluto la imagen de ti mismo que das al mundo. La importancia de tener fotos profesionales es que a través de estas fotos, la gente puede conocer el ‘tú’ que tú quieres que conozcan. La persona con la cual los clientes o compañeros van a interactuar es aquella persona que sale en las fotos profesionales. La gente hoy en día se conocen online, antes de en persona, y la primera impresión online es la foto.

¿Qué diferencia hay entre hacer fotos con una persona que sabe de fotografía y que nos las haga nuestro primo pequeño con el móvil?

Pues, hoy en día los móviles hacen milagros. El móvil de mi compañero le reconoce la cara, le saca buenas fotos, y le costó alrededor de la misma cantidad que cuesta una cámara de fotos medio-buena. El problema con la combinación primo-móvil (o primo-cámara) es la cantidad de tiempo que va a invertir en sacarte las fotos. Normalmente, bien sean fotos de stock para la empresa, personal branding o retrato corporativo (headshot), el fotógrafo va a planificar la sesión antes, consultar al cliente para tener una idea del estilo que busca, sacar inspiración de internet y libros, y montar una especie de guía para el día de la sesión. Luego, durante la sesión el/la fotógraf@ interactúa con la persona o personas para hacerles más cómodas, para que salgan sus personalidades individuales, y para que no se vea forzada la foto. Finalmente, el fotógrafo va a seleccionar las mejores fotos para presentar al cliente para elegir las que quiere para sus redes y página web, y a lo mejor, si deseas, las retocará un poquito también.

El primo te va a devolver el móvil y esperar que le invites a unas cañas.

¿Cómo podemos elegir al fotógrafo que necesitamos para nuestro proyecto? ¿En qué nos tenemos que fijar?

En este caso depende completamente del resultado final que quieres. Si es cuestión de hacer headshots a una oficina de 90 personas para que todos tengan uno bueno, y más o menos uniforme para la empresa, hay que buscar un fotógrafo con experiencia en el campo, y cuyo estilo te vale como empresa. Si es un bufete de abogados a lo mejor un fotógraf@ que se especializa en hacer fotos muy expresivas y entretenidas a actores no será la mejor opción. Necesitas a alguien que sea eficiente, eficaz, y autosuficiente.

Si estás buscando fotos de stock para la empresa, necesitas a alguien que tiene conocimientos de fotoperiodismo. No es lo mismo sacar una foto de una cara sonriendo relajadamente entre dos focos, que esperar el momento perfecto para mostrar un equipo de cinco personas trabajando juntos. ¿Puede ser la misma persona? Sí. Pero hay que tener claro que sabe hacer las dos cosas bien.

Tercero, si quieres fotos de personal branding, lo más íntimo de los tres tipos, es mucho mejor elegir el/la fotógraf@ cuyo estilo te gusta, y que te caiga mejor. Como vais a pasar un buen rato juntos, posiblemente cambiar de ropa, de sitio y ambiente, y hacer fotos de ti en tu ambiente de trabajo, te vas a exponer más, y es mucho más fácil si tu fotógraf@ te cae bien.

Finalmente, en todos los casos anteriormente mencionados, el/la fotógraf@ debe hacer algún tipo de interacción antes de la sesión, bien sea que te llame, que te mande un cuestionario, que vaya a la oficina a verla, o que pida una selección de imágenes que te ha inspirado…lo que sea, pero el/la fotógraf@ que llega el día de la sesión sin haberte dicho nada más que el precio, ¡cuidado!

Si aún así necesitamos hacer fotografías para nuestra empresa, de nuestro día a día, para redes sociales: ¿qué trucos nos puedes dar para mejorar nuestras imágenes?

Es muy común hoy en día hacer fotos “espontáneas” o más íntimas de nuestra vida laboral para promocionar nuestra empresa, y hacer nuestra propia comunicación y marketing.

Trucos generales:

  • No gastes dinero en una cámara que no necesitas.
  • Planifica las fotos que vas a hacer y busca inspiración en internet. No vayas a copiar una foto exactamente, pero puedes usar elementos que te resultan útiles.
  • Comprate un trípode (para móviles también hay y son muy útiles).
  • Busca las normas de la composición de una foto. Si no logras hacerla perfectamente en la camara o móvil, recortarla después para que quede perfectamente compuesta. Hay una cuadrícula en la mayoría de los móviles que te deja ver donde están los elementos en relación a los puntos fuertes (donde las líneas cruzan).
  • ¡Lee el manual! O busca en internet que puede hacer tu cámara, cuales son los parámetros que puedes cam¡biar. Por ejemplo, los nuevos iPhone tienen un modo ‘retrato’ que te hace un poquito de zoom y hace que se vea borroso el fondo (lo mismo que abrir la apertura en una cámara reflex). Para darlas un toque pro a tus fotos, intenta usar este modo (o con una cámara, abre la apertura tanto como puedas a ver que resultados te da).
  • Limpia el objetivo antes de hacer fotos siempre.
  • Toma tu tiempo. No saque una sola foto, sino diez o veinte, luego puedes borrar con facilidad pero remontar la foto es más complejo.
  • Aprende un poco de edición. No hace falta que aprendas a dominar Photoshop, descarga SnapSeed, es gratis y bastante poderoso (ahora se puede editar hasta RAWs).
  • Por último, si bien no menos importante: controla la luz. Todos hemos pasado por esa pesadilla de sacarle una foto a la madre, el novio, o el grupito de turistas y salen todos oscuros con todo detrás iluminado. O al revés, las personas bien expuestas, y todo detres varios tonos de blanquecino. Hay que manipular la luz. Lo mejor que puedes hacer es comprar una tela de mierda blanca y translúcida por 4 euros y un trozo de cartulina blanca. Ahora encuentras una ventana, pegas la tela en frente para ablandar la luz, y usas la cartulina en el otro lado del sujeto (da igual que sea una persona, tu perro o tu desayuno #healthyfood) para reflejar la luz al otro lado del sujeto. Ahora puedes jugar con la cantidad de luz que quieres. Si quieres mucho contraste…quita la cartulina, si quieres que una sola parte del sujeto se ilumina bien, bloquea la luz con la cartulina. Con una cartulina y una tela blanca las posibilidades son ilimitadas.

¿Qué consejo le darías a alguien que está empezando a hacer fotografías?

  • No compres nada más, probablemente ya tienes todo lo que necesitas.
  • ¡ADVERTENCIA! A menos que sea libros o cursos de fotografía. Ve muchas fotos de muchos fotógrafos, muchos cuadros de muchos pintores, y muchas películas.
  • Copia a todo el mundo. Busca fotos molonas en Instagram y intenta copiarlas. Cuando la puedes copiar, intenta cambiar pequeñas cosas para crear una visión tuya.
  • Haz miles de fotos hasta encontrar lo que más te gusta, y luego concéntrate en esta rama.
  • No salgas de casa sin una cámara nunca, ¡menos mal que haya una en todos los móviles!
  • Saca fotos de todo, y muchas fotos de cada cosa. Monet pasó meses pintando las mismas balas de hierba, tú puedes gastar diez minutos en sacar fotos de algo desde distintos ángulos.
  • Haz zoom con los pies. Toma dos pasos hacía el sujeto. Luego dos más, y incluso dos más, a ver hasta dónde puedes llegar. A lo mejor no tienes que sacar absolutamente todo lo que veas, sino una pequeña parte.
  • Aprende online, es gratis.
  • Evita cuando sea posible, el flash de la camara, o iPhone.
  • Busca la luz, donde sea que estés, habrá luz. Buscala y utilízala para crear la foto que tu quieres.