Seguimos llenándonos de la luz de Barcelona en este episodio nº14 de Ingobernables en el que nos vamos hasta el corazón de Gràcia. Ahí, encontramos a Raquel Passola, emprendedora vegana y propietaria de Amapola Vegan Shop, la primera tienda de moda vegana de España. Hace 8 años que subió persiana por primera vez de con un concepto que en el aquel entonces aún no se terminaba de entender: ¿moda vegana? ¿por qué? Raquel sintió la necesidad de apostar por un negocio que siguiera los valores que ella tiene desde hace años.

Calzado de sport y de vestir; bolsos, carteras, mochilas y riñoneras; pañuelos, camisetas y vestidos; sombreros y hasta bañadores. Pero también joyería y bisutería. Amapola Vegan Shop es ya un icono del veganismo en Barcelona donde la cita es obligada si quieres llevar moda vegana de calidad y lo que compres sea de forma ética.

Con Raquel hablamos de un montón de temas relacionados a llevar un negocio vegano. Nos explica por qué emprendió, o por qué no puede tirar precios o hacer grandes rebajas. También por qué busca que tengamos más prendas atemporales y que sean duraderas, o lo que ahora también se conoce como slow fashion. Vais a comprobar la ilusión y el amorcito que tiene Raquel aún por su negocio y nos ponemos un poco en plan abuelillas, porque ya sabemos de dónde venimos y no sabéis lo afortunadas que sois al tener ya tantísima oferta de productos veganos. Parece que esa ha sido una de las dificultades más grandes de su negocio, pero mejor que te lo cuente ella.

Las sandalias romanas negras que me habéis visto ya en varias ocasiones, son de allí, de la marca Nae Vegan Shoes y son cómodas y preciosas. No me pueden gustar más.

“Ni tan solo puse que era una tienda vegana en el cartel el primer año”

En este episodio, gracias a la generosidad de Marta, de Shui Botanicals, te podemos regalar un 15% de descuento hasta finales de 2019 en todos los productos de su web. De los productos de Shui Botanicals ya te he hablado en el blog, en el post de Cuidados y Autocuidados. Pero de verdad, si tienes cualquier duda sobre el cuidado de tu piel, consúltale. La crema de noche vegana de la que te hablo en el programa es esta y la mascarilla que me pongo un par de veces semanalmente es esta otra. Espero que te gusten, aunque el descuento de Marta dura todo el 2019 y es en toda su tienda.

Es el cuarto episodio de esta segunda temporada de Ingobernables y, aunque algunas ya me habéis preguntado, os lo vuelvo a responder por aquí: es un programa para todo el mundo. En el que, a través de las vidas de las mujeres vegetarianas y veganas que conozco gracias al veganismo, aprendemos un poco más sobre comunicación y sus respectivos negocios. Por eso es tan ecléctico. ¿Por qué mujeres? La respuesta es la de siempre: somos más, nos ven menos. Tampoco suele molestar cuando en un programa, o en un gabinete, o en un gobierno, hay solo hombres y cuando nosotras sí lo somos, entonces nos convertimos en noticia. Ingobernables es un programa de podcast que hace lo que puede para subvertir esa norma, injusta y arbitraria – como lo es la discriminación por especie-, en el que las mujeres tenemos mucho menos protagonismo. Así que la voz es de ellas, el micro es de ellas y el programa es para todos. Creo que no es muy difícil de entender, pero si lo es, quizá esta no sea tu manada.

También lo explica mucho mejor que yo Mery Carreras, de El Salto, en Twitter en este hilo que hizo ayer.

Disfruta de este episodio y recuerda que me encanta recibir comentarios acerca de qué podemos mejorar entre todas. El poema es de Julia Jiménez Hens, aunque probablemente la conocerás más como No Sé Qué Cenar. En su libro, “La Escucha”, encontrarás muchos otros poemas y reflexiones parecidas a la que te leo sobre el éxito.

No te quito más ratito de lectura, porque quiero que nos encontremos al otro lado de tus cascos. Cuéntame qué te ha parecido el programa, qué dudas te surjen a raíz de él, recuerda que tienes Ingobernables también en iTunes/ Podcasts y que lo puedes escuchar directamente en esa app con tu iPhone; y, por favor, ayúdanos a compartirlo entre tus contactos para que las historias de estas mujeres lleguen a más gente, vegana o no.